EXPOSICIÓN PERMANENTE

LA HISTORIA DE LA CIUDAD

Prehispania

La Sala Prehispánica inicia con una Sección Introductoria a la milenaria zona cultural del golfo de Guayaquil y la cuenca del Guayas, sus maravillosos paisajes, su flora y fauna vistos por los expedicionarios científicos de la época colonial.

En esta sala destaca la extraordinaria escultura lítica monumental guancavilca, representada en los monolitos de San Biritute, la Mujer de Colonche y la piedra puná de los sacrificios, únicos en su tipo que se conocen en la nación.

Expuesta en 23 vitrinas se recoge una colección cerámica prehispánica que enseña ciertos aspectos fundamentales del proceso evolutivo de las culturas del litoral. La selección incluye tiestos tanto como esculturas modeladas en barro, objetos de arte utilitario o estético productos de la cerámica y metalurgia desarrolladas en cada una de las culturas del pasado aborigen.

En conclusión, la sala muestra los aspectos más importantes de las culturas precolombinas de la costa ecuatoriana, desde Valdivia del período Formativo hasta la Manteño-Guancavilca de Integración.

Monolito zoomorfo puná. Aprox. 1400 d.C.

Descubierto en la isla Puná en 1904 y luego traído a Guayaquil. En 1908 fue acogido por el M. I. Concejo Cantonal para darle una ubicación preferente en el Museo Municipal. Compuesto por roca sedimentaria esculpida en alto relieve, presenta dos grandes figuras de reptiles, la una se asemeja a un lagarto y la otra parece ser un camaleón o talvez una iguana. De este monolito, que debido a su similitud a otros hallados en América y estudiados por antropólogos, podría decirse que fue utilizado como altar de sacrificios.

Totem guanacavilca
Poste totémico Guancavilca Detalle
Descubierto en 1936 en las estribaciones de la cordillera Chongón-Colonche, por el arqueólogo Carlos Zevallos Menéndez, es único en su tipo en América del Sur, el tótem es un símbolo ritual cuyo significado se desconoce aún; tiene talladas 32 figuras humanas, tanto masculinas como femeninas, está rematado en la cúspide del madero con dos caimanes en alto relieve. Madera de guasango, 8.55m de altura.
Sello jama coaque
Sello cilíndrico Jama - Coaque
Los artesanos de esta cultura se especializaron en modelar sellos cilíndricos para crear estampados continuos. Los sellos eran de dos tipos: sólidos y tubulares. El sello cilíndrico de la exhibición muestra un patrón geométrico que combina líneas rectas con el trazo curvilíneo de volutas serpentinas.
guangala figurina
Figurina antropomorfa Guangala
Tiene 22 cm de alto, es hueca y con función de silbato, presenta un orificio de resonancia en la parte superior de la cabeza y dos glóbulos de resonancia en el nacimiento de los brazos. Representa una figura femenina con pose sedente cuyas manos descansan sobre el muslo cubierto con una falda corta; tiene los ojos almendrados, nariz aguileña y pómulos que sobresalen. Está decorada con engobe amarillo, tinte rojo e incisos que combinan líneas curvas y rectas.

Silla manteña. Aprox. 1400 d.C.

Fue Marshall Saville el primer antropólogo en describir y estudiar la cultura material del pueblo ancestral Manteño Guancavilca y puso en relieve la marca distintiva de la producción material de la cultura manteña: “Las sillas en forma de U”. Hoy se acepta que a más de su función utilitaria tenían una función ideológica, eran símbolos de poder, el sitio exclusivo para el chamán o el "Señor" durante los actos ceremoniales.